Regeneración playas

BOE Nº 40 de Martes 16 febrero 1999

MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE
3971

RESOLUCIÓN de 21 de diciembre de 1998, de la Dirección
General de Calidad y Evaluación Ambiental, sobre la evaluación
de impacto ambiental del proyecto «recuperación
del entorno natural de las playas de la Almadraba y Les
Deveses de Denia (Alicante)», de la Dirección General de
Costas.

El Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de evaluación
de impacto ambiental y su Reglamento de ejecución aprobado por Real
Decreto 1131/1988, de 30 de septiembre, establecen la obligación de formular
declaración de impacto ambiental, con carácter previo a la resolución
administrativa que se adopte para la realización o, en su caso, autorización
de la obra, instalación o actividad de las comprendidas en los anexos
a las citadas disposiciones.
De acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 839/1996, de 10 de
mayo, y en el Real Decreto 1894/1996, de 2 de agosto, por los que se
establece la estructura orgánica básica y la distribución de competencias
del Ministerio de Medio Ambiente, corresponde a la Dirección General
de Calidad y Evaluación Ambiental la realización de las declaraciones
de impacto ambiental de competencia estatal, reguladas por la legislación
vigente.
El proyecto, recuperación del entorno natural de las playas de La Almadraba
y Les Deveses de Denia (Alicante) no figura entre aquellos que
deben someterse obligatoriamente a un procedimiento reglado de evaluación
de impacto ambiental. La Dirección General de Costas remitió, con
fecha 5 de agosto de 1998, a la Dirección General de Calidad y Evaluación
Ambiental la Memoria-resumen del proyecto para que determinara sobre
la necesidad de someterlo al procedimiento antes citado.
La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental consultó a
diferentes organismos y asociaciones, previsiblemente interesados, sobre
los efectos ambientales del proyecto. Un resumen del resultado de esta
consulta, junto con la descripción del proyecto, figuran en el anexo.
Tras examinar la documentación recibida, esta Dirección General considera
que como resultado de la ejecución de la alternativa consistente
en el aporte de arena, aproximadamente 950.000 metros cúbicos extraídos,
únicamente del yacimiento submarino de Sierra Helada, preferentemente
de la zona de la Cala la Pila, que tiene una granulometría similar a la
de la zona de regeneración y con elementos finos en una proporción inferior
al cuatro por ciento, combinado con la construcción de tres espigones
perpendiculares a la línea de costa, no se observa la potencial existencia
de impactos ambientales adversos significativos que necesiten un proceso
reglado de evaluación de impacto ambiental para determinar la posibilidad
de definir medidas mitigadoras y, en su caso, la naturaleza de tales medidas,
al objeto de conseguir impactos no significativos, puesto que, según los
cálculos de ingeniería de costas, el perfil de equilibrio de la playa quedará
con un pie de talud alejado, al menos, 200 metros del borde de las praderas
de «Posidonia oceánica».
En consecuencia, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental
resuelve que es innecesario someter al procedimiento reglado de evaluación
de impacto ambiental el proyecto de recuperación del entorno
natural de las playas de La Almadraba y Les Deveses de Denia (Alicante).
Madrid, 21 de diciembre de 1998.ÐLa Directora general, Dolores Carrillo
Dorado.
ANEXO
Descripción del proyecto
La presente actuación se localiza en la zona de dominio público marítimo
terrestre de las playas de La Almadraba y Les Deveses, en el término
municipal de Denia (Alicante), situada entre la punta dels Molins y la
desembocadura del río Racons. El tramo de costa sobre el que se actuará
es de unos 6,5 kilómetros.
Como alternativas de proyecto se han considerado las dos soluciones
siguientes:
a) Solución consistente en el solo aporte de arena.
b) Solución mixta; es una combinación de alimentación con arena
y la construcción de tres diques perpendiculares a la playa.
Se ha optado por la segunda de ellas ya que requiere un volumen
de arena muy inferior, unos 950.000 metros cúbicos frente a los aproximadamente
3.800.000 metros cúbicos de la primera alternativa. Además,
la primera alternativa está alejada de la posición de equilibrio de la playa,
con lo que estaría sometida a una tasa de transporte que supondría un
elevado coste de mantenimiento.
En esencia la solución adoptada consiste en la extracción de arena,
su transporte hasta la zona de actuación, su deposición en las playas
a regenerar, la construcción de espigones perpendiculares a la línea de
costa y el recorte de un espigón existente.
6844 Martes 16 febrero 1999 BOE núm. 40
Extracción de arena:
Para la obtención de los aproximadamente 950.000 metros cúbicos
de arena necesarios se plantean dos posibles yacimientos submarinos:
el de Sierra Helada, situado en el tramo de costa entre Benidorm y Altea,
y el situado entre la Punta de Moraira y el Cabo de la Nao.
Los estudios realizados en el yacimiento de la Punta Moraira y el Cabo
de la Nao, cercano a la zona de regeneración, permiten definir algunas
zonas como adecuadas para la extracción, condicionado a la protección
de las praderas de «Posidonia oceánica» y de la tradicional explotación
de los recursos pesqueros de la zona.
El yacimiento de Sierra Helada ha sido objeto de diversos estudios
desde 1986 (el último de ellos es el «Estudio batimétrico y de biosfera
marina de Sierra Helada», realizado por el Centro de Investigaciones Submarinas
de Vigo en noviembre de 1997), por lo que se dispone de abundante
información relativa a la evolución de estos fondos costeros. Los recursos
de este yacimiento se vienen explotando desde principios de esta década
para obras de costa.
Transporte de la arena:
El transporte de la arena desde la zona de extracción a la de vertido
(playas de l’Estanyó, La Almadraba, Setlla, Mirarrosa y Sorts de Mar),
se llevará a cabo mediante un buque draga de 5.000 metros cúbicos de
capacidad.
Vertido de la arena:
En la playa de l’Estanyó se prevé la aportación aproximada de 167.131
metros cúbicos de arena, en una longitud de 1.160 metros, la cual se apoyaría
en el delta del río Girona, por ser el desplazamiento del material
de este a oeste, y una parte de la misma rebasaría la Punta de La Almadraba
alimentando a su vez el sector situado al oeste del delta.
En el conjunto de las playas de La Almadraba, Setlla, Mirarrosa y
Sorts de Mar se aportarán unos 786.176 metros cúbicos de arena, en una
longitud total de 3.650 metros, con la siguiente distribución por sectores:
entre la Punta de La Almadraba y el espigón número 1, 194.339 metros
cúbicos; entre los espigones número 1 y número 2, 124.776 metros cúbicos;
entre los espigones número 2 y número 3, 202.741 metros cúbicos; al oeste
del espigón número 3, 264.320 metros cúbicos.
Una vez depositada la arena, se estima que el pie del talud del perfil
de equilibrio resultante alcance una profundidad activa de entre 4,24 y
4,48 metros. Las praderas de «Posidonia oceánica» más próximas a la costa
se encuentran a una profundidad aproximada de 6,1 metros; esto hace
que la distancia mínima entre la profundidad activa de la playa y las
mencionadas praderas sea de unos 200 metros en el caso más desfavorable,
y de entre 330 y 350 metros en el resto de los casos.
Construcción de espigones:
En el conjunto de las playas de La Almadraba, Setlla, Mirarrosa y
Sorts de Mar está prevista la construcción de tres espigones perpendiculares
a la costa.
El primero, situado más al este, está en prolongación de la margen
derecha de la desembocadura del barranco de Portelles; tiene una longitud
de 230 metros y llega hasta una profundidad de unos 2,0 metros. El segundo
espigón, situado a 500 metros al oeste del primero, tiene una longitud
de 210 metros alcanzando una profundidad aproximada de 3,5 metros.
El tercer espigón está situado a 850 metros del segundo, en dirección
hacia el oeste; llega hasta una profundidad de unos 2,5 metros con una
longitud de 200 metros. El primero y el tercero son de alineación recta,
mientras que el segundo espigón tiene arranque recto y final curvo. Todos
ellos tienen una parte emergida, a la cota + 2,50, y su zona final a la
cota + 0,50.
La posición de los espigones se basa en el criterio de aproximar la
forma en planta a la alineación de la playa de Oliva. El objeto es alinear
la forma en planta de la costa con la posición más próxima a la anterior
que responda a criterios de estabilidad. Por tanto, la alineación costera
en la playa de l’Estanyó es la que se ha empleado para la definición de
la forma en planta de la costa a regenerar en las playas de La Almadraba,
Setlla, Mirarrosa y Sorts de Mar.
La longitud de los espigones se ha definido con el objeto de facilitar
un cierto rebase de los mismos por la arena movida por la dinámica litoral,
de manera que se logre la realimentación del tramo mediante las aportaciones
de la zona situada a levante del tramo regenerado.
El proyecto contempla también el recorte en 60 metros del espigón
de la Punta dels Molins. De esta forma se favorece la entrada de material
de la playa de Las Marinas hacia el oeste, favoreciendo su tendencia natural
y, por tanto, lográndose una alimentación hacia la playa de l’Estanyó.
Consultas realizadas:
Organismos y asociaciones consultados:
Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación (Generalidad Valenciana);
Consejería de Medio Ambiente (Generalidad Valenciana); Ayuntamiento
de Denia; Cofradía de Pescadores de Denia; Grupo Ecologista
Xoriguer.
A continuación se resume el contenido ambiental más significativo
de las respuestas recibidas:
Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación (Generalidad Valenciana):
Indica que el yacimiento de arena del Cabo de la Nao y la Punta de
Moraira está en una zona considerada de interés pesquero y, por tanto,
protegida por el Decreto 219/1997, de 12 de agosto, del Gobierno Valenciano.
Respecto al yacimiento de Sierra Helada, plantea su diferencia granulométrica
con la zona de deposición; asimismo, considera que la extracción
en este yacimiento podría ocasionar la destrucción de la fanerógama
«Cymodocea nodosa» allí presente.
Cofradía de Pescadores de Denia: Manifiesta que la regeneración de
la playa de La Almadraba con arena podría provocar la destrucción de
comunidades protegidas, pérdida de la calidad del agua, pérdida de biodiversidad
y efectos indirectos sobre la pesca artesanal. Propone la regeneración
con gravas o piedras para dar mayor estabilidad a la playa.
Grupo Ecologista Xoriguer: Señala los efectos negativos sobre las praderas
de «Posidonia oceánica» de la extracción de arena en ambos yacimientos,
y de su posterior vertido. Sugiere el empleo de gravas y guijarros,
en vez de arena, para la regeneración de las playas.
3972 RESOLUCIÓN de 11 de diciembre de 1998, de la Subsecretaría,
por la que se hace público el Acuerdo del Consejo
de Ministros de 23 de octubre de 1998 sobre ejecución de
la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 8 de mayo de
1998, relativa al recurso contencioso-administrativo número
439/1995, interpuesto por la Asociación Nacional de Productores
de Ganado Porcino y otros.
En el recurso contencioso-administrativo número 439/1995, interpuesto
por la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino, Asociación
Española de Productores de Huevos, Confederación de Asociaciones de
Frisona Española y por la Asociación Española de Criadores de Vacuno
de Carne, contra el Real Decreto 484/1995, de 7 de abril, sobre medidas
de regulación y control de vertidos, en fecha 8 de mayo de 1998, se ha
dictado sentencia, cuya parte dispositiva es del siguiente tenor:
Fallamos: Que debemos desestimar y desestimamos íntegramente el
recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Asociación Nacional
de Productores de Ganado Porcino, Asociación Española de Productores
de Huevos, Confederación de Asociaciones de Frisona Española y por la
Asociación Española de Criadores de Vacuno de Carne, contra el Real
Decreto 484/1995, de 7 de abril, sobre medidas de regulación y control
de vertidos, declaramos que dicho Real Decreto es conforme a Derecho;
sin condena en costas.»
El Consejo de Ministros, a propuesta de la excelentísima señora Ministra
de este Departamento, en su reunión de 23 de octubre de 1998, y de
conformidad con lo establecido en los artículos 103 y siguientes de la
Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa de 27 de
diciembre de 1956, ha dispuesto que se cumpla en sus propios términos
la referida sentencia.
Madrid, 11 de diciembre de 1998.ÐEl Subsecretario, Claro José Fernández-
Carnicero González.
Ilmo. Sr. Secretario general técnico.

Ver original —>AQUÍ

Para saber más sobre Regeneración de playas AQUÍ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: